Diseño participativo Karabel Berria



En las faldas del monte Santa Bárbara, hasta la vega del río Urumea, se extiende la villa y municipio guipuzcoano de Hernani. Debajo del casco viejo y haciendo las veces de acceso al pueblo como camino natural, se encuentra el llamado barrio de Karabel. Dado que el río pasa por el barrio, dramáticamente, este contexto urbano ha quedado repetidas veces abnegado por las riadas, que desbordaron sus cauces repetidas veces, y ha asolado a sus habitantes desde antiguo, hasta tomarse la determinación final de planear un encauzamiento de estas vegas naturales y realizar la construcción de una nueva urbanización llamada Karabel Berria (Nuevo Carabel) sobre estas tierras. Como muchas de las nuevas urbanizaciones llevadas a cabo en estos tiempos, el planeamiento del nuevo barrio contempla la construcción de un parque infantil, para el disfrute de los más pequeños. Gracias a la generosidad de las asociaciones de barrio, el ayuntamiento de Hernani y la propia empresa constructora que acometerá los trabajos, se nos invita a proponer y mediar en un proceso de participación infantil, que detectase las sensibilidades y los deseos de los más pequeños, en torno al juego y disfrute de este contexto naturalista, en aras de garantizar el diseño participado de un parque con sus futuros usuarios.

Así pues, en noviembre y diciembre, y mediante dos sesiones con niñas y niños de entre 8 y 11 años, se llevó a cabo dicho proceso. De una parte tratamos de informar sobre el terreno, de la actuación y de otra, recabar datos útiles, para poder acometer la urbanización desde la realidad del deseo infantil, más que desde la de los constructores y los planeadores urbanos.
En la primera sesión con los pequeños futuros vecinos, partimos todos juntos a las inmediaciones de la parcela en cuestión, para recabar todo tipo de información sensorial útil, que nos ayudase a reconocer los elementos con los que jugaríamos en el taller y que representaron en sus particulares cartografías urbanas. Especies vegetales, sonidos, olores, texturas, firmes...y todas las pequeñas percepciones que escapan de los márgenes de un plano y le dan una escala verdadera en sus cabecitas. De vuelta al taller nos centramos en informarles acerca de la historia del lugar, a través de la fotografía antigua y los cuadros coloristas con los que los artistas acostumbran a ilustrarnos en cada época. Vimos los planes de los urbanistas, el pueblo desde los cielos, el drama de las inundaciones y todo tipo de playground posible en contextos parecidos al nuestro, de un modo que tratase de no afectar a su imaginario y seguir siendo libres en sus decisiones. Recabamos información sobre sus modos preferidos de jugar en el exterior y completamos entre todos un contexto de maqueta con el río, a escala suficientemente grande como para poder incorporar sus futuras propuestas en ella.


ver  + fotos aquí 

La dinámica de la segunda sesión fue muy intensa y tras una semana de reflexión y descanso, trató de esclarecer a partir de un proceso ordenado de evidenciar propuestas concretas de juego que evidenciaron la incompatibilidad de sus aspiraciones de juego en la naturaleza, con los planeados que atienden más al juego estandarizado y a la seguridad, que a la emoción y a la libertad. Todo esto fue recogido y sintetizado en forma de planos y memorias que fueron trasladadas al ayuntamiento, que en corcordancia con los constructores tratarán ahora de dar salida, en forma de un parque, que ninguno de nosotros hubiese imaginado y que hará las delicias de los más pequeños del pueblo viendo sus deseos hecho de algún modo realidad.

Nosotros estamos muy contentos de haber podido mediar con nuestro conocimiento en este proceso y esperamos poder en breve caminar por entre sus sueños, que de alguna manera se materializarán. Gracias a tod@s por la confianza y el respeto demostrados, que han hecho que volvamos a creer con fuerza en la democracia inclusiva y la capacidad de decisión participada de una sociedad. Mila esker denoi!!!

Etiquetas: , , , ,