Hutsuneak

ver + fotos aquí
Todas y todos conocemos la existencia de lo útil en los objetos, pero pocos prestamos atención a la utilidad de la inexistencia, o estimamos poco la dignidad de sus vacíos. Están a nuestro alrededor e incluso en nuestro interior. El vacío es un espacio necesario cargado de potencialidad de ser, una necesidad cotidiana que se manifiesta en múltiples maneras.


Treinta radios convergen en el buje de una rueda,
es de su vacío que depende el uso del carro.
Amasamos la arcilla para hacer vasijas,
es de su vacío de lo que depende el uso de las vasijas.
Practicamos puertas y ventanas para hacer una vivienda,
es de su vacío que depende el uso de una casa.
Es por lo que la utilidad procede del ser,
el uso nace del no-ser.
Del libro del camino y la virtud_S VI a. de C. (道德經 Tao te chin. Cap.XI, 老子Lao Tze)


Balenciaga, a partir de un punto de su carrera, enlaza con las siluetas de sus creaciones el concepto taoísta del vacío, dotando a sus diseños para la vestimenta, de esa promesa a punto de ser cumplida, de ese espacio interior cargado de potencialidad para el cuerpo femenino, donde reposar un instante sereno, antes de arrancar sus movimientos. Cristobal Balenciaga, busca dotar de la posibilidad de un estado de equilibrio armónico a las mujeres con sus trajes, como lo haría una coma en un texto que ayuda a tomar aire donde respirar entre las palabras. Así, con naturalidad y pericia, él entona su himno a la belleza universal del cuerpo. A la manera del viejo maestro Lao Tzu diríamos:

Se corta y se cosen los tejidos para confeccionar una prenda,
es de su vacío de lo que depende el uso del vestido.


Con el taller Hutsuneak / Vacíos, realizado en el Museo Cristóbal Balenciaga en el mes de noviembre, nos fijamos en los vacíos que quedan entre el cuerpo y el vestir, intentando atraparlos con nuestros transparentes diseños. Armamos colectivamente una serie de siluetas que desvelaron bajo el efecto de la luz, el cuerpo con sus sombras y recortes, para atrezzo de nuestro photocall final.
A partir de un patrón tipo Kimono, construimos una prenda, en la que gracias a la transparencia de los materiales, se evidenció el espacio que contiene al cuerpo, permitiendo habitarlo como si de estancias se tratasen. Para el cosido de las piezas, utilizamos una fuente de calor, que nos ayudó a termo-sellar las uniones. Con adhesivos de colores estampamos diferentes formas, personalizando así nuestras creaciones.


Etiquetas: , , ,