Crónica del 3er trimestre del curso I


Y otro curso más ha llegado a su fin. Hace ya seis años que diseñamos este primer curso de arquitectura para niñ@s y nos alegra enormemente, ver como los grupos de arkitxikis que nos acompañan a lo largo del año disfrutan y aprenden con aspectos relacionados con, esto que nos rodea todo el rato y le llamamos arquitectura.
El último trimestre, después de haber explorado nuestro habitar y haber entendido los edificios en los que los humanos nos relacionamos, aprendemos y compartimos los espacios, hemos salido a la calle, a fijarnos en diferentes aspectos de nuestra calle, nuestro barrio y nuestra ciudad.
Comenzamos creando historias urbanas en un libro muy especial. Desde la habitación de nuestro protagonista inventado, salimos a la ciudad de papel, a enamorarnos, a bolar, a andar en bicicleta, a buscar las luces de la noche en la ciudad...



Seguimos, convirtiéndonos en pequeños urbanistas, para disponer sobre el suelo de nuestro taller la plaza, liberando el espacio en planta para transformar los edificios de una calle, en una torre infinita. Las cajas convertidas en edificios, nos permiten jugar a moldear nuestra urbe imaginaria. En esta ciudad no todo ha de ser construcción, los espacios libres amplían nuestra visión hacia infinitos parques, plazas y calles y, dejan entrar al cielo y la luz en nuestro paisaje urbano.
Como pequeños topos, descubrimos la ciudad bajo nuestros pies, entramado de túneles, conducciones y huecos que permiten transportar energías y recursos. Construimos divertidos vagones de metro, esquivando las raíces de los edificios, tal y como ya vimos, en el segundo trimestre!



Ver + fotos aquí.

Visitamos brevemente con nuestro planeta en miniatura las ciudades del mundo. Pintamos bellas postales de la nuestra, empezando así, a vislumbrar los límites naturales, que por suerte en nuestro caso, son el río, el mar y las montañas. Nos imaginamos nuestra Donosti sin el efecto del humano y como si de una necesidad primera se tratase, volvimos al comienzo de nuestro curso donde nos fijamos en los primeros habitares del humano, pero esta vez, nos lanzamos al parque a construirlos.
Así, terminamos un ciclo más, contentos. Para celebrarlo, invitamos a las amas y aitas a nuestra exposición de fotografía, en el escaparate del que ha sido nuestro refugio durante las tardes del curso. Dejamos volar el curso en forma de globo de helio, para que volase y volase hacia otros parajes...
Gracias a tod@s, ha sido un placer ¡hasta la próxima!


Etiquetas: , , ,