Arantzan Zu?_2018


ver + fotos aquí

El pasado mes de abril, tuvimos el enorme placer de volver a colaborar con la Fundación Arantzazu Gaur, en el taller "Arantzan-Zu?" con el objeto de dar a conocer el trabajo que los arquitectos Francisco J. Sáenz de Oiza y Luis Laorga y los artistas Jorge Oteiza, Eduardo Chillida, Nestor Basterretxea, Lucio Muñoz, Xavier Álvarez de Eulate y Xabier Egaña realizaron en colaboración para la proyección de la Basílica de Arantzazu, uno de los monumentos artísticos más importantes del siglo XX.

El objetivo del taller fue la búsqueda de la relación esencial de la arquitectura con las demás artes, incidiendo en el valor de las realizaciones escultóricas y pictóricas como elementos constructivos de la Basílica.

Tras una visita al hermoso templo, y una vez identificados los elementos que lo conforman, nos dirigimos al edificio Gandiaga Topagunea para empezar a crear y construir.

Divididos en tres grupos -arquitectos, escultores y pintores-, abordamos los problemas constructivos de cada disciplina. En este proceso tomamos conciencia de la labor y los procesos necesarios para la consecución de la obras, y de la necesaria coordinación con el resto de disciplinas para poder edificar el templo. El taller tuvo como resultado final una maqueta-interpretación de la Basílica de Arantzazu realizada con materiales tan diversos como el cartón, la madera, la pasta blanca y las témperas (ver reportaje de la revista Goiena).


El taller Arantzan-Zu? viene avalado por el éxito de las experiencias similares que se han venido llevando a cabo en los años anteriores. En 2013 se impartió este mismo taller de arquitectura, en 2014 el taller Eulate, Argi Handi Bat!, donde conocieron la influencia de la luz y el color en la transformación de un espacio, en 2015 el taller Fabulous Basterretxea!, donde experimentaron diversas técnicas como la pintura mural, el collage y la escultura, en 2016 el taller Lucio Bikaina!!!, donde recrearon un ábside de gran formato trabajando con distintos materiales, emplasteciéndolos, hiriéndolos, lijándolos y pintándolos a la manera del artista Lucio Muñoz y en 2017 el taller Chillidaren Burdinezko Eguzkia, donde pudieron acercarse a la obra plástica de Eduardo Chillida mediante algunas técnicas utilizadas durante su extensa carrera.

Solo nos queda agradecer al equipo de La Fundación Arantzazu Gaur, y sobre todo al gran Juan Biain que con gran esfuerzo y mucho gusto mantiene viva la atalaya en lo alto de la montaña. ¡Hasta pronto!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,