DonostiaINN

ver + fotos aquí
La ciudad celebra la semana de la innovación proponiéndose el reto de reinventarse a nivel medioambiental, social y económico de manera sostenible, sin desdibujar sus rasgos, ni sus valores esenciales que le permitieron en alguna ocasión, el poder reconstruirse totalmente e inventarse como ciudad (tras venirse abajo bajo determinadas circunstancias bélicas) sin prescindir del ingenio, atesorando el conocimiento y el talento del ecosistema donostiarra. 
Con los laboratorios donde hemos experimentado la arquitectura, esta semana en el Boulevard donostiarra, abordamos la innovación, desde dos puntos de vista que atienden, primero al empleo y desarrollo de los materiales en las construcciones arquitectónicas, y la innovación vista desde la convivencia medioambiental sana, del entorno urbano con el marco geográfico que nos acoge y el correcto uso de los recursos que nos ofrece el medio, pensando nosotr@s también en qué peaje podemos ofrecerle a cambio!
Gracias a la coordinación de Fomento San Sebastián y la generosa participación de varias escuelas donostiarras pudimos dar salida a un par de reflexiones interesantes con l@s alumn@s que esperamos floten algunos días en sus cabezas como resuenan aun en las nuestras. Os contamos aquí las dos vías claras que apreciábamos en la innovación arquitectónica, en cuanto a desarrollo y sostenibilidad de los materiales, y sin entrar en valoraciones subjetivas. Una vía, por ejemplo, aportando la sofisticación de los materiales más tecnológicos,(tipo los diafragmas del Instituto del Mundo Árabe en París o por el contrario y con parecido resultados a nivel de confort, pero desprovistas de mecánica, sin renunciar a la tecnología y a la estética de sus materiales de construcción, las estancias de suelos pétreos bañados por la luz entrevelada de las celosías de la Alhambra, que sabedoras de la inercia térmica de sus materiales, se mantienen frescas contra todo pronóstico)o. Es decir, tirando del ingenio más que de ingeniería o con la ingeniería del ingenio...
Mediante los dos primeros laboratorios en los que Aitor Ikastola y The English School pasaron por la Kapsula, tratamos de poner en claro contraste los materiales ligeros y masivos. Jugando con el papel, el cartón o las masas cementosas,  evidenciamos que es posible alterar las propiedades y las recetas de los materiales para obtener nuevos resultados con ellos. Mediante los siguientes, en la jornada del viernes, de nuevo con The English School y con Zuhaizti Eskola, reflexionamos de un modo lúdico en las nuevas vías para la obtención de energías renovables y los transportes sin malos humos en la ciudad, proyectando nuestra pequeña utopía urbana en forma de ciudad de cartón donde por suerte el parque siempre fue más importante en superficie que el aparcamiento!!
Han sido unas sesiones reveladoras las de estos días, que nos hacen ver a qué punto de conectados están conectados los más jóvenes con los avances tecnológicos y la cantidad de vanguardia que les aguarda con sólo analizar un poco el pasado y su construcción. Es una suerte de vibración la que emanan los grupos escolares que nos hacen ver a las maestras y maestros como superhéroes cotidianos y por ello os felicitamos a todos! Zorionak!!  

Etiquetas: , , , , , ,