Taller 32_Mueve montañas.



El poder que otorgan los límites, a un tramo de ciudad, es el de permitirle dotarse fácilmente, de una definición clara de su estructura ubana. La ausencia de esta definición, provoca un fenómeno de dispersión, que avoca a la ciudad al caos. Serias dificultades al tráfico fluido por estas áreas de baja densidad, hacen de estos límites difusos, unos agujeros negros de energía urbana, que absoben los recursos, sin fin, (alumbrado público, combustible, agua,...), en una alegoría de la improductividad!


Así pues, hemos valorado esta semana los límites urbanos de Donostia, como líneas positivas para la ciudad, como perfiles capaces de dibujar ideas urbanas muy claramente. Al revés que un problema, los montes  y vaguadas, las playas y las vegas de los ríos, nos proponen unas leyes naturales de juego, a la idea de hacer ciudad. Es el poder de los límites!


La ausencia de una idea fuerte de urbanidad, los bordes de la ciudad, sin espacios públicos sugerentes ni piezas singulares insertas en la escasa trama.  Lo privativo, de lo privado, hacen de estas manchas de aceite urbano, un desparrame de energía, en combustible y paciencia, un insostenible buchón al trafico rodado, que pone en peligro nuestra ecología urbana y compromete nuestro aire, asegurándonos un cambio climático a peor.
Etiquetas: , , , , ,