Arquitecturas Sensibles III


Llamamos Arquitecturas Sensibles al ciclo de intervenciones arquitectónicas que desarrollamos con los bebés exploradores, de uno a cuatro años, en colaboración con Teatro Paraíso. Estas, tratan de acercar experiencias profundamente arquitectónicas a la primera infancia, en un contexto próximo a lo teatral, donde lo meramente esencial de la arquitectura, entre a formar parte del juego del niñ@, proporcionando un entorno y unas reglas, que les permitan jugar libremente con todos los sentidos abiertos, para sentir el placer del movimiento de sus cuerpecitos por el espacio construido.
En esta ocasión, como si fuese una fábula, los insectos fueron la inspiración natural del taller. Trabajamos con las bellas y sedosas pupas de las orugas, en su momento de metamorfosis y con las admirables geometrías de los arácnidos y sus telas. Dos mundos aparentemente ajenos, el del plano de la telaraña y el del redondeado capullo, y sin embargo, fuertemente vinculados a la espiral y a la seda. 

Este domingo, tomamos la casa de Kunarte con dos instalaciones de arquitectura textil, que se ligaron mediante la dramaturgia de los insectos. En planta baja los pequeños bebes acompañados por sus padres, se convirtieron por un día, en oruguitas hambrientas en busca de comida y lugar donde reposar, para alcanzar su propia metamorfosis. Niñ@s y mayores experimentaron divertidamente con la estructura de las pupas y sus vacíos en busca de comida, y trabajaron conjuntamente sus alas, para poder continuar la experiencia y ascender al primer piso, en forma de mariposillas, donde les esperaba la araña Carola. 


La vieja araña, de cuatro patas ya, les enseño su telaraña de líneas tensas, que estaba llena de saquitos con diferentes estímulos para explorar, como cualquier telaraña que se precie. Pidió ayuda a los participantes para recuperar su tela y completar sus vacíos, para no volverse a caer y perder más miembros. Con la misma fe que cuando eran orugas, todos los participantes se transmutaron en hacendosas arañas y tejieron y tejieron hasta la catarsis del baile final bajo la red.
Hoy estamos divertidos todavía con la experiencia de ayer y deseosos de volver con nuestr@s amigas de Paraíso, a las que agradecemos y saludamos con cariño. 
A todos en general, os dejamos fotos a la vista, aquí!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,