Perímetros


Con el nombre que define la medida longitudinal del límite de una figura, la serie de talleres Perímetros, con motivo de la I Bienal Internacional de Arquitectura de San Sebastián, planteaba, una reflexión proxémica en torno al poder de las fronteras, las distancias y las reglas que encierran las arquitecturas y sus límites. Emprendimos un camino progresivo que comenzó en el terreno de lo próximo a lo corporal, y que acabó abarcando el espacio de lo social y de lo público. Recorrimos esos contextos y contornos del ser, para explorar el valor y las maneras en que usamos los vacíos de la arquitectura y las distancias adecuadas a guardar para la buena comunicación entre las personas que la habitan.
Vimos, como a pesar de su carácter intangible, para convivir con éxito y sin conflictos en nuestras relaciones habituales al interior de esas fronteras, habremos de tener en cuenta las sensaciones que lo habitan y considerar juntos las tensiones que ocupan esos vacíos, y que impregnan todo el espacio y sirven de vínculo entre las cosas y las personas. Reflexionamos entorno al vacío, que frente a su apariencia neutra, está cargado de significado concreto, y será el lugar donde podemos establecer estrechos lazos de comunicación.

A lo largo de los tres talleres fuimos progresivamente ampliando las distancias y la medida del vacío que nos envuelve, indagando primeramente en las fronteras orgánicas del yo, con un taller llamado burbujas y el cuerpo como límite. A este ejercicio, le siguió el taller intersecciones, que hizo hincapié en los intersticios y los entrecruzamientos del vacío, evidenciando los límites de la arquitectura y sus líneas , para finalmente enlazar con laberintos, donde vimos y sentimos, como los límites ideales de la ciudad acaban por crear otra vez el efecto de una nuez o un buen cerebro, donde los interiores se revuelven y repliegan incesantemente sobre sí mismos, para lograr alcanzar el máximo de ocupación urbana en el mínimo espacio posible.

26 de diciembre: Burbujas.
Reflexionamos en torno al cuerpo como límite y como delimitador. Dibujamos estos contornos sobre el suelo de la sala. A través de diferentes dinámicas de juego y movimiento tomamos consciencia del espacio esférico que habitamos y la distancia hasta esas otras esferas que son los otros. Finalmente construiremos una maqueta en forma de espuma arquitectónica, en base a la suma de sus pequeños habitantes a escala.


3 de diciembre: Intersecciones.
En este taller trabajamos en torno a la arquitectura como límite. Reflexionamos sobre las habitaciones en las que vivimos, y jugamos a las intersecciones entre sus formas, rompiendo de esta manera los límites entre ellas y encontrando espacios comunes en los que re-pensar. Esta vez utilizamos la técnica del encintado de suelo y el collage y las transparencias mediante retroproyector.

14 de enero: Laberintos.
Para finalizar este ciclo de talleres centramos nuestra mirada hacia el paisaje desde un plano cenital. Observamos las líneas que delimitan las ciudades: a veces producidas por la orografía del paisaje, y otras, por la propia mano del humano. Construiremos estos laberintos que son las ciudades, con diferentes geometrías, en pequeña y gran escala.

(ver + fotos aquí)

Nos despedimos ahora agradeciendo sobre todo a la asociación Atari,  en especial a Javi Bueno (presidente y hombre orquesta) y a la organización de Mugak por invitarnos a formar parte de esta maravillosa aventura. ¡¡Hasta pronto!!

Etiquetas: , , , ,