UAM_verano 2017



Con esta crónica vamos a arrancar una nueva etiqueta a la que llamaremos capacitación, y que siguiendo la lógica del blog, debíamos haber comenzado tiempo atrás. Se tratará de las experiencias de formación al profesorado y que de manera retrospectiva iremos alimentando y compartiendo con tod@s vosotr@s. Para comenzar con buen pie, vamos a relatar dos estupendas vivencias que acontecieron este verano, con el objetivo de reflexionar acerca de los espacios educativos y su capacidad intrínseca para educar, más allá de las cargas lectivas y los intereses de los planes de estudio. El espacio como educador, será pues el tema de este primer post en el que incluiremos dos experiencias de formación promovidas por la Universidad Autónoma de Madrid para sus cursos de verano.


ver + fotos Aquí
La primera sucedió los días 5, 6 y 7 de julio de este 2017, en la Residencia la Cristalera Miraflores de la Sierra de Madrid,  que como much@s conoceréis,  se trata de un edificio icónico de la arquitectura contemporánea proyectada en los cincuenta por el trío fantástico, De la Sota, Corrales y Molezúm por concurso de Cristalería Española, para ser disfrutado como residencia infantil de verano para los trabajadores de la empresa, en un entorno natural de excepción. El primer curso internacional IUCE-UAM de Educación y Arquitectura: Los espacios construidos como instrumento educativo, organizado por Santiago Atrio y Paz Gonzalez de la Torre, reunió un elenco de maestros y agentes dedicados a la arquitectura y la infancia, muy interesante, entre los que caben destacar, Jorge Raedó, Marco Ginoulhiac, Virginia Navarro, Cristina Llorente, Fermín Blanco, Miguel Díaz Rodriguez, Fernando Arroyo, Maria Rodríguez Moneo, Clara Eslava y representación de Anaya, que patrocinaron el evento, y donde nos incluiríamos a nosotros mismos junto con los verdaderos protagonistas del evento, que fueron los motivadísimos participantes, que llegaron de muchas partes de la península, para dar sentido a este intenso curso que más bien podríamos llamar convivencias o incluso, ejercicios espirituales en torno al espacio y el juego.  En este fantástico maridaje entre personas, naturaleza y arquitectura, nuestra aportación se basó en la capacidad de los espacios de ficción, para evocar el espacio y donde caben muchas disciplinas artísticas, como pueden ser la pintura, la danza, el teatro,... incluso el cine de animación.


Ver más fotos Aquí
En este caso, nuestra ponencia/taller se llamó "El fantasma de Tokorokawa" y se basó en la delicada y precisa obra del maestro Miyazaki, para representar el ecosistema de la vida y sus espacios, a través de la ficción sensible de sus infinitos dibujos a todo color. Gracias a la visión eco-crítica del maestro, nos acercamos al hecho estético de la vida en armonía con naturaleza, de su biodiversidad y su sostenibilidad. Así pues en la parte práctica rozamos con los valores fundamentales de la cultura y demás temas metafísicos relacionados con la arquitectura, el arte y sus obras. Mediante una sencilla metodología de carácter especulativo, en base a maquetas de arquitectura, pusimos en cuestión la estructura de la realidad que nos envuelve y nos recreamos completando las visiones parciales que nos proporcionaban algunos fotogramas de la animación japonesa, a la manera que habitualmente solemos hacer con nuestro taller del "Atelier rouge". En cualquier caso, de lo que más disfrutamos casi, fue de poder  participar como niñ@s, de los talleres de nuestr@s compañeros que desplegaron todo su arte y su ciencia, así como de una convivencia colectiva superenriquecedora que ninguno de los participantes olvidará fácilmente! 

La segunda cuestión de la que queríamos escribir en este post, sucedió pocos días después en un marco más urbano como es la bella ciudad de A Coruña, y en concreto en la Fundación Luis Seoane, que acogió el encuentro de la Universidad internacional Menendez Pelayo este verano de 2017 y que  bajo el título: Juegos y espacios como instrumentos educativos, volvió a reunirnos a much@s de los ponentes de Miraflores y a congregar a otr@s nuev@s participantes y ponentes, que con mucho positivismo, entusiasmo e interés, nos ayudasteis a configurar un marco de reflexión compartido, en torno a la pedagogía de las aulas, al juego y a la creación de nuevas figuras que gestionarán en el futuro los ámbitos educacionales. Aquí llegamos con una nueva propuesta teórico-experimental basada en la matemática del inconmensurable filósofo Arquímedes de Siracusa y su Ostomachion, que llamamos "La batalla de Los Huesos", pero vista la extensión que está cobrando este post desarrollaremos próximamente en otra nueva entrada. Gracias a todos los que hicisteis posible estos encuentros y hasta pronto!!

Etiquetas: , , , , ,