El Efecto Mariposa


El efecto mariposa, es el título bajo el que se produjo un interesante proceso de experimentación y reflexión lúdica, en el laboratorio de cultura digital y tecnológica de Tabakalera. El objetivo de los talleres en familia, era aportar nuestra visión sobre la arquitectura y el arte de creación de juguetes. Con el efecto mariposa, evocamos las reacciones en cadena con piezas de dominó, trastocando su ley de conectividad habitual, poniéndolas una tras otra,  vertical e indiscriminadamente, en equilibrio, sobre su dimensión más corta, y poder transmitir una fuerza desestabilizadora a todo el conjunto.
En la primera sesión, a través de múltiples ejemplos, con juegos de madera de diversas épocas y procedencias, tratamos de evidenciar, la diferencia existente entre la leyes físicas, que afectan naturalmente a de las piezas de los juegos de construcción, y el marco de las leyes necesarias para el desarrollo de los juegos que les aplicamos. Vimos, las posibilidades constructivas que contiene, por ejemplo un cubo en su apilación en altura, y cómo, por sus propias formas y pesos tiene un límite, pero también hablamos, de los dados, que nacen justos, con los números equivalentes de sus seis caras, transmutados en puntos vaciados. Reflexionamos en la necesidad que tendremos, al construir un cubo, de ordenar equilibradamente sus caras opuestas, para sumar siempre 7 y de paso permitir el azar puro. 
Peso, proporción, tacto, color,... las fichas de cada juego, hablaron de sus posibilidades y naturalezas, siendo las más neutras las más versátiles, a la hora de saltarse el reglamento e inventar nuevos códigos, y las más sofiscicadas, como en el caso del poético Mah Jong, las menos.
Jugamos mucho y creamos nuestro propio juego de bloques, con caras de colores para establecer un dominó múltiple que asegurara la conectividad llevándola a varias caras.


ver + fotos aquí
La segunda sesión, comenzó con los diseños de circuitos que crearon las familias. Tomamos como base del juego, una mariposa que se  representó en el suelo y que llenamos de infinitas piezas neutras, tipo domino, para resolver un supercircuito. El proceso electrónico del corte de las fichas, el manejo de los vectores y los lásers, no supusieron un desafío mental, ni demasiada sorpresa para los asistentes, sin embargo, las estrategias, cortafuegos, desdobles y demás incidencias para conectar las fichas en los diferentes caminos del dibujo, incendiaron nuestras cabezas, a la espera siempre de la deconstrucción final, tan interesante para l@s niñ@s como la propia construcción.  
Desde aquí agradecemos a l@s participant@s y al Centro de Arte Contemporáneo, su interés por el juego. Aprovechamos también para saludar al Vivero de Iniciativas Ciudadanas VIC, quienes a través de su experiencia Caseando (estructura itinerante), portarán algo de la experiencia lúdica de ciudad en ciudad. Zorionak!!


Etiquetas: , , , , , , , , ,